Evita cometer estos 6 errores en redes sociales


errores_en_redes_sociales


Las redes sociales son nuestro escaparate en Internet, donde todo se sabe y se ve. Por ello, debemos tener una serie de cuidados a la hora de usarlas. Por lo general, poseer distintos perfiles en las redes supone más un beneficio que un inconveniente. Sin embargo, un mal uso de las mismas puede llevarnos a dar una imagen de nosotros mismos que no es la correcta, ni seguramente sea la que queramos transmitir.

Existen multitud de plataformas sociales, cada una con fines y públicos totalmente distintos. No tener esto en cuenta puede ser el principal fallo que cometamos a la hora de crearnos un perfil en una de ellas: desconocer a quién nos dirigimos o quién nos va a leer. Es decir, qué tipo de persona es a la que le va a interesar las noticias que publico, comparto o incluso a la que le puedo llegar a contar mi vida. Por esto, es necesario investigar sobre la red social en la cual vamos a registrarnos y analizar si el uso que vamos a hacer de ella corresponde con el que en realidad tiene.

Una vez averiguado y solventado el primer problema (y el que la mayoría de usuarios comenten) debemos aprender a desenvolvernos correctamente en la plataforma elegida. A continuación, te mostramos unos consejos que te servirán para saber cómo no deberías usarlas, tanto si utilizas un perfil personal como de empresa. 

  • Hablando desde el desconocimiento: En ocasiones, por el simple hecho de querer ganar seguidores o ‘likes’ en las publicaciones, los usuarios publican o comparten contenido de un sector o tema el cual desconocen, o no lo conocen suficientemente bien como para profundizar en él. A modo de ejemplo: si soy autónomo y me dedico a la informática, todo lo que opine sobre este tema será desde el conocimiento, la experiencia y el interés que me produce. La interacción con los demás usuarios será fluida, y cualquier pregunta que me realicen o aportación que yo mismo haga tendrá reportará valor para el otro usuario. Sin embargo, si me dedico a compartir contenido de medicina o salud quizás surjan problemas, puesto que ese no es mi ámbito y ante cualquier pregunta o sugerencia de este tema puedo llegar a quedar en evidencia. Tenemos que hablar de lo que sabemos  y no de lo que aparentamos saber.

 

libro_química_walter_white

¿Quién no se habría querido hacer con un ejemplar así para los tiempos de Bachillerato?

 

  • No fijar la delgada línea entre lo personal y lo profesional: Aquí surge uno de los dilemas de hoy en día ¿qué red social está más ligada a lo personal y no tanto a lo profesional? ¿Y viceversa? La respuesta dependerá del uso que queramos darle, siendo también las consecuencias distintas en cada caso. Ambas facetas pueden compaginarse a la perfección: en nuestro perfil podemos hablar de nuestro sector y de noticias relacionadas con él, de nuestros productos y servicios o realizar promociones. A su vez, tampoco sería incorrecto hablar de nosotros mismos o del personal que compone la empresa (si hablamos del perfil de la compañía), así como destacar logros personales, mencionar al empleado del mes, etc. Gestionar esto adecuadamente correctamente puede convertirse en una baza a nuestro favor, puesto que estaríamos transmitiendo una imagen cercana y de confianza a los demás usuarios, que también pueden ser nuestros clientes, demostrando que detrás de cada marca hay personas. Volviendo a lo comentado al principio: debemos saber qué público hay en la red social en la que estamos moviéndonos. En Facebook está bien que publiquemos fotos de nuestro último viaje a Cancún o de la cena de empresa de las pasadas Navidades con los compañeros; en LinkedIn esto sería un terrible error, ya que presenta una orientación más profesional y nos estaríamos dirigiendo a un público al que nuestra vida personal no es lo que más le interese conocer de nosotros.

  • Compartir contenido no verificado: El contenido que publiquemos debe ser real.Y si es bueno, mejor. Por la red circulan miles de historias y noticias nada contrastadas, que lo único que generan es ‘humo’ y nada de valor (incluso en ocasiones son inventadas a propósito, siendo el desencadenante de una genial campaña de marketing). En estos casos debemos de analizar la fuente de la noticia, si el medio o la persona que lo publica es fiable o si se ha escrito únicamente para captar la atención del lector (y de paso ganar unos cuantos ‘piropos’). Para evitar todo esto, es importante leer la noticia. Sí, puede parecer broma, pero hay usuarios que comparten noticias sin leerlas y sin saber qué puede aportar al resto de usuarios, dejándose llevar por el genial título que pueda encabezar el artículo.

 

NOTICIA_FALSA_REDESSOCIALES

Foto publicada por un chico estadounidense en Facebook mostrando lo que KFC le había servido en lugar de pollo: una ‘rata rebozada’.

La cadena de comida rápida acabó desmontando la mentira del joven, y que llego a hacerse viral.

  • No ‘spamear’ en exceso. Las redes sociales también sirven para que los consumidores del mundo entero sepan quién eres y qué ofreces, pero esto no tiene por qué ser todos los días ni a todas horas. Ese comportamiento puede llegar a ser cansino e incluso algunos pueden considerar que eres un ‘fake’. La publicidad acaba agotando a cualquiera y no por mucho que muestres lo que haces conseguirás más clientes. Demuéstralo, sí, pero también demuestra que sabes de lo que hablas, genera conversaciones e interactúa con el resto de usuarios, publica noticias que ayuden a resolver cuestiones o que sean del interés de tus clientes potenciales, nútreles de valor y enseña que tú o tu empresa no vendéis productos/servicios: mejoráis sus vidas a través de experiencias.

  • Da y recibirás. Una de las claves para tener éxito en redes sociales (y en Internet, en general) es dar. Da tu opinión, ayuda y da las gracias. Ser agradecido con otro usuario que ha comentado sobre una publicación de tu producto o te ha comenzado a seguir hará que se sienta valorado y, por tanto, la imagen que tiene sobre tu marca mejorará considerablemente (¿a quién no le haría ilusión que su marca favorita le responda a un comentario en Twitter?). Y cuidado: no seas un robot, ni respondas por igual a todos. Personaliza tus mensajes y dirígete cordialmente a los usuarios que soliciten algo sobre ti o realicen un comentario. La mejor manera de acercarse a tus clientes a través de la red es siendo cercano.

 

agradecimiento_redessociales_linkedin

 

 

  • Sé formal. Las formas hay que mantenerlas en todo momento. Tanto a la hora de expresarnos, como de encajar las críticas. Algo que no podemos permitirnos bajo ningún concepto es cometer faltas de ortografía ¿qué imagen pueden llegar a tener los usuarios viendo que escribes mal? También debemos ser formales a la hora de opinar: por supuesto que no está mal establecer juicios de valor, pero en ocasiones ser parcialmente objetivos puede ser lo correcto. Existen varios temas a los que hay prestar una especial atención y expresar nuestras opiniones sobre ellos con cuidado, como son la política y la religión, entre otros. Por último, tenemos que encajar adecuadamente las críticas y no hacer caso omiso a ellas (¡Y mucho menos borrar cualquier comentario negativo!). Para bien o para mal, todo es visible en la red, y así tenemos que intentar que sea. Ser educado se convierte en una obligación, y una mala respuesta puede provocar el rechazo hacia tu marca por parte de otros consumidores. No perdamos los nervios ante los comentarios negativos ni los ‘trolleos’: responder y solucionar el problema en el primer caso, y encajarlo con humor en el segundo es la solución.

 

RUKA_TROLLEO_REDESSOCIALES

 

 

Estos son los fallos que más perjudican a nuestros perfiles en las redes sociales y de los que deberíamos intentar huir a toda costa. Piensa que la imagen que estás dando debe ser acorde con lo que realmente eres, puesto que así es como los demás te verán, tanto tus clientes actuales como potenciales. Genera, interactúa y agradece, manteniendo la compostura y utilizando un trato cercano. Siguiendo esta línea no tendrás problema alguno y conseguirás un perfil ejemplar en Internet, lo que supondrá que otros confíen en ti y contacten contigo para conocer en profundidad quién eres y qué haces; y en definitiva, comprar.

Y te preguntarás ¿Cómo hago si quiero contratar a alguien a través de las redes sociales? Eso, amigo, lo sabrás pronto 😉

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *